¿Cómo juega la Selección Española Sub17?

Gran parte de la generación actual Sub17 son la base de los dieciocho seleccionados el pasado mes de octubre que lograron de forma brillante el primer puesto del Grupo 11 en la I Fase de Clasificación para el Europeo de 2012. Además, en la mayoría de los casos, son futbolistas que proceden del equipo nacional Sub16 que trabajó la pasada temporada con el Seleccionador Nacional de ambas categorías, Santi Denia. Fuera del campo, dan muestras de personalidades extrovertidas, coquetas y educadas; dentro del terreno de juego, entremezclan intensidad, carácter y batalla. Muchos son citados, y muchos menos seguirán ascendiendo peldaños. Es así, un deporte colectivo donde la fuerza individual que reside en el interior de sus jovencísimas figuras es la que marca su supervivencia, esto es, la posibilidad de progreso.

La Selección Española Sub17 estuvo la semana pasada en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas realizando jornada de entrenamientos para continuar la puesta a punto hacia el gran objetivo a corto plazo, la Ronda Élite que sirve de acceso al Campeonato de Europa de la categoría. El último día de trabajo, el cuerpo técnico organizó un partidillo entre los convocados -dos partes de treinta minutos- y éstas fueron las formaciones empleadas en uno y otro equipo (rojo/azul):

Unas horas después de dichos entrenamientos, el cuerpo técnico dio a conocer la lista de jugadores convocados (18) que jugarán mañana un partido amistoso en Asturias ante la Selección Italiana Sub-17, un equipo nacional clasificado para la Ronda Élite con algunos apuros en el Grupo 6 (liderado por Dinamarca). A continuación, os muestro ‘Mi once personal’ a partir de la convocatoria confeccionada:

Para el encuentro frente a Italia, Santi Denia llama a jugadores como Sandro Ramírez y Rodrigo Tarín (FC Barcelona), o Ander Cantero (Osasuna), ausentes en la última convocatoria. En cuanto a la escuadra ‘azzurra’, Daniele Zoratto ha llamado a dieciocho futbolistas para el encuentro y, como sucede en la Selección Española, la mayoría son los que han disputado la I Fase de Clasificación para el Europeo en octubre:

Porteros: Lezzerini (Fiorentina), Savelloni (Pescara);
Defensas: Costa (Chievo), Cretella (Napoli), Del Fabbro (Cagliari), Iotti (Milan), Paramatti (Inter), Romagnoli (Roma);
Centrocampistas: Capezzi (Fiorentina), Cristante (Milan), Grassi (Atalanta), Moreo (Inter), Piccinocchi (Milan);
Delanteros: Aramu (Torino), Capello (Bologna), Ferrante (Piacenza), Mattiello (Juventus), Pedrabissi (Inter).

Destaco la figura de algunos nombre italianos a seguir, como la del delantero neroazzurro Thomas Pedrabissi, Luca Lezzerini (guardameta titular de la Sub17 con 16 años / ha entrenado muchas veces con el primer equipo de la Fiore), Leonardo Capezzi (mediocampista con llegada y buen rigor tanto táctico como técnico / su ídolo es De Rossi) o Lorenzo Paramatti (pieza clave en la defensa italiana / llegó al Inter hace un año dentro de la operación ‘Rene Khrin’, que llevó al esloveno al Bologna). Llama la atención que la mayoría de jugadores Sub17 italianos pertenezcan a 1995. No es más que un partido amistoso de preparación, pero a un España-Italia siempre le rodean tintes competitivos.

Primer acermiento a los rivales de la Sub20 en el Mundial de Colombia

 

Ecuador, Australia y Costa Rica serán los rivales de España en el Grupo C

 

Ecuador

Posiblemente, el combinado más duro de los tres; su cuarto puesto en el reciente Sudamericano Sub-20 de Perú, y su condición de equipo menos goleado del campeonato con cinco tantos en ocho encuentros no hace más que retratar el buen trabajo de Sixto Vizuete al frente de la ‘Tri’. Es la segunda participación en el torneo de una selección caracterizada por su solidez defensiva con el tándem formado por el capitán Dennys Quiñónez y su pareja en la zaga Jhon Narváez, salvaguardados por el guardameta John Jaramillo, seleccionado como uno de los dos mejores porteros del Sudamericano.

La contundencia se proyecta a partir del centro del campo con velocidad y un gran contragolpe, dos cualidades  que abandera Christian Oña, uno de los ecuatorianos más destacados (generación del 93); en la zona de ataque sobresalen los dos referentes, tanto Marcos Caicedo como Edson Montaño. El primero de ellos, puede actuar como segundo delantero pero alberga mayor peligro explotando su velocidad y buen dribbling por el costado izquierdo, parcela desde la que le gusta partir y explotar su juego; es el complemento perfecto de Montaño, delantero fuerte, potente e interesante en el juego aéreo, que consiguió anotar en todos los encuentros del Sudamericano Sub-20 en los que Ecuador consiguió marcar.

Australia

Los oceánicos, encuadrados desde 2006 en la zona asiática, consiguieron una meritoria clasificación dentro de un terreno dominado en los últimos años por las clásicas Coreas, Japón, Arabia Saudí o Irán. Los chicos del holandés Jan Versleijen aúnan un estilo vistoso y atacante, fieles a las ideas que desde hace tiempo trata de asentar el técnico tulipán; buen trato del balón, con destacada técnica en cada una de las líneas y velocidad endiablada de sus extremos Tommy Oar y Matthew Leckie, que son los encargados de nutrir a los atacantes de los balones de gol. El portero Mark Birighitti y el defensa Ben Kantarovski representan la columna principal del entramado defensivo, quizá el más vulnerable de una selección diseñada para buscar puerta durante todo el partido.

Costa Rica

Los ‘ticos’ fueron los últimos de este Grupo C en conseguir su pase para el Mundial de Colombia; realizaron un Campeonato Sub-20 de la CONCACAF casi perfecto, y sólo México fue capaz de frenarles en la final, habiendo alcanzado las dos últimas finales de dicho torneo (ganaron la anterior). Es uno de los combinados más veteranos del torneo con siete participaciones hasta la fecha, y ha protagonizado destacadas actuaciones como, sin ir más lejos, la de Egipto 2009, donde finalizaron con un cuarto puesto en su haber tras ser eliminados por Brasil el semifinales.

El seleccionador, Ronald González,  ha logrado establecer una cierta regularidad en todas las líneas, sintiéndose cómodos sin el balón gracias a su alta disposición táctica, y otorgando muchas veces la responsabilidad del esférico al equipo contrario. Al igual que ecuatorianos y australianos, poseen velocidad en el frente del ataque, con jugadores habilidosos y escurridizos como Mynor Miller y Joshua Díaz; en la punta de lanza hablar de Costa Rica es hacerlo siempre de Joel Campbell, un referente de todas las categorías inferiores y una de las grandes esperanzas para el combinado absoluto en el futuro. Gol y explosividad definen a la estrella costarricense, seguido de cerca por equipos europeos.